Niños seguros de sí mismos (PATCM 2011-2012)

junio 6 de 2012


Esta chiquita superó enormemente sus propios obstáculos .
Al iniciar el curso esta pequeñita generaba un escudo de actitudes que le impedían la participación en actividades físicas, era constante el escucharle decir "no quiero", "no me gusta" y reaccionar inmediatamente con lagrimas, esto parecía inquebrantable. La estrategia que la educación física pone en manos del educador es simple, se llama "conquistar". Cuando nosotros conducimos de forma segura, cariñosa y con una secuencia correcta las actividades de movimientos físicos complejos, estamos llevando al pequeño al terreno de la conquista simple.
Fueron dos los momentos que generaron una transformación muy bella: rodar al frente, haciendo una secuencia simple, sencilla, que la llevo a descubrir que es fácil hacerlo, y el dominio del agua por el control de la respiración. Estas dos conquistas le permiten ahora gozar de la actividad física en forma increíble, hoy es dinámica, su participación ya contiene iniciativa y aquel escudo que tenia quedo en el pasado. Su seguridad en sí misma es casi completa, nos falta llevarla por dominio del ritmo, despojarla de la "pena" que es uno de los últimos obstáculos por salvar para considerar que la seguridad en si misma la pondrá en la actitud necesaria para que su proceso de aprendizaje sea óptimo. Es mucho el tramo que hay que recorrer en el diseño de una educación que forme niños seguros de sí mismos, pero tenemos que hacerlo para que cada niño mexicano logre integrarse a una sociedad mexicana mejor, segura y conquistadora de sus propias metas.




03 de mayo de 2012

El domingo me visitaron mis sobrinos, me alentó mucho una opinión que escribió en facebook su tía, ella expresó que había pasado un bonito fin de semana.
Entonces analice ¿que hicimos durante los días que nos visitaron? y me dí cuenta que me "excedí" en recomendaciones, más que su tío, me instalé en el papel de profesor, a donde los llevábamos iba una pequeña perorata de varios minutos acerca de como mantener la actitud de aprender constantemente.
Pero... ¿eso esta mal?, hoy la reflexión se completo, y llegué a la conclusión de que debo mantener la actitud siempre, y digame usted si o no está de acuerdo.
El domingo al llegar a comer con mi señor padre, coincidio que mis sobrinos por parte de mi esposa se sentaran a la misma mesa con mis sobrinos por parte de mi hermano, después de comer, mi hermano sugirió una caminata al centro del pueblo en que vivimos, Apizaco, "lugar de agua delgada" y donde no hay que ver y muy poco que hacer, y que en la caminata por el centro él ofrecía unas golosinas. Mis sobrinos, por parte de mi esposa, menos acostumbrados a la compañía de los otros, y menores en edad que mis sobrinos por parte de mi hermano, aceptaron no muy entusiastas, ya caminando por el el parque se me vino a la mente una viejita canción de profesor, EL CIEN PIES.
Entonces ni tardo ni perezoso, y buscando romper ese hielo que había entre sobrinos, les dije, tómense de los hombros haciendo una fila, y empece a cantar la canción. Tarde un par de versos, pero al fin se integraron todos. Un conductor que pasaba sobre la avenida, por cierto la más transitada de la ciudad, tocó el claxon haciéndome voltear, esperaba una ofensa, pero para mi sorpresa el conductor levanto el dedo pulgar y nos lanzó una gran sonrisa, misma que nos hizo enfilar hacia el crucero de la avenida y desfilar con nuestro cien pies frente a todos los vehículos.
Hoy, preparando las actividades del día de las madres, compartí esta experiencia agregando mi reflexión, los niños tienen las trabas que los adultos les enseñamos, es importante liberar a los pequeños de esas ataduras y volverlos más expresivos, comunicativos y por tanto con mejor actitud para ser felices, ¡hacerlos más seguros de sí mismos!.
El movimiento debe construir ¿pero que?
Para mi sorpresa una educadora comentó ¡Yo no lo hubiera hecho! y con el comentario una cascada de criticas me vino encima por lo que les compartí y que les pareció una locura, en respuesta les comenté, los niños tímidos que tenemos, nos dificultan el trabajo, ¿imaginen que todos los niños sientan mayor seguridad en lo que hacen y que por tanto tengan mejor actitud al aprendizaje? ¡nuestros avances serían más rápido!... ¡El aprendizaje es algo permanente, pero para que se concrete, debemos estar en la actitud de aprender!
Soy orgulloso Licenciado en Educación Física y trabajo hasta fines de semana con la actitud permanente de aprender y enseñar.




18 de febrero de 2012

La capacidad de expresarse de un individuo, es su gran herramienta para la comunicación eficiente.
Los adultos transmitimos la seguridad
Estaba en un restaurante en San Luis Potosí hace unos 12 años, mi hijo tenia 8 o 9 años y me pidió otro vaso de leche, yo volteé buscando un mesero en el restaurante repleto de comensales, a 4 mesas pasó uno de ellos me miró y siguió su camino, entendí que regresaría a atenderme, un par de minutos después al verlo pasar nuevamente hacia otra mesa comprendí que el no atendía esa mesa y busque con la mirada a otro mesero, lo ubique, levante la mano e indique con señas educadas que debería venir hacia mi mesa porque el chiquito a mi lado requería atención, me miró al ver que agitaba la mano y luego volvió la mirada a su libreta de apuntes, mas tarde lo vi perderse nuevamente, ante la insistencia de mi hijo intente con afán buscar a otro mesero y con señales de mis brazos trataba educadamente de llamar la atención y lograr satisfacer a mi inquieto niño, quizá 5 o 6 minutos después del primer intento, mi actitud empezaba a ser molesta por el servicio y mis ademanes cada vez más inquietos, cuando de pronto tras de mi escuche un vozarrón de un parroquiano que de pie junto a su silla decía "oye muchacho ven pa´ca, aquí el señor tiene media hora haciéndoles señas y nadie le hace caso", la voz fue un estruendo y más de un mesero volteo a ver al de la voz, al mismo tiempo que casi corrían a atender al hombre, el primero que llego hasta su mesa, escucho el reclamo "no nos hagan quedar mal con las visitas, aquí el señor y el niño quieren cenar, atiendalo bien y cobrele igual".
Matro-gimnasia con pareja
En verdad ese día entendí que nuestra educación es errónea, aquí en Tlaxcala, las voces fuertes son faltas de educación, los aspavientos y las gesticulaciones las tenemos controladas, el llamar la atención es casi pecaminoso, mientras que en la zona norte del país la mayoría de ciudadanos están acostumbrados a la comunicación simple, llana, sin rodeos, y directa al punto que se quiere tratar y nadie se siente mal por ello. Esta actitud, estoy evaluándola en el centro escolar en el que trabajo, procurando establecer de forma arbitraria, pero con parámetros que a mi me sirven, los niveles de expresividad que los niños usan en su comunicación. al mismo tiempo trato de determinar si somos nosotros los maestros o los padres o ambos los que inhibimos desde la infancia la capacidad expresiva de los niños. Debemos procurar que el niño se sienta cómodo a la hora de comunicarse, que nada limite su expresión, ya sea por inhibición de su conducta, por limitación social o por incomodidad física para expresarse.
He establecido una escala en la que los niños reciben los siguientes niveles de expresión:

  • No expresa
  • Expresión mínima
  • Se expresa adecuadamente
  • Muy expresivo
Evaluación inicial, ¿cuantos se ven seguros?
Lo deseable es que el niño "se exprese adecuadamente", la expresión mínima nos indica que hay limitaciones que le impiden comunicarse, y el que el niño "no se exprese" nos indica que el niño tiene serios obstáculos para su comunicación o que él esta en reacción extrema a estímulos que han bloquedo su comunicación. El que el niño se exprese demasiado, también es un asunto para canalizarse, ya que ese pequeño puede llegar a ser un líder, pero, ¿de que lado de lo socialmente aceptable? la educación debe procurar que su capacidad de expresión le facilita la comunicación y le permita liderar a sus semejantes, pero si la educación lo pone en ambientes socialmente no aceptables, podría este pequeño ser líder en el futuro pero de bandas delictivas y/o asociarse negativamente.
Soy orgulloso Licenciado en Educación Física, y trabajo para coadyuvar a hacer mejores mexicanos.

08 de enero de 2012

¿Alguna vez le pidieron que subiera a un templete, le entregaron un micrófono o le pidieron que bailara o cantara?.... ¿como reaccionó? ¿Se hizo el disgustado e ignoró a todo mundo como si le ofendieran? ¿Se disculpo con todos y les dijo que no sabia hacerlo? ¿o simplemente se planto e hizo adecuadamente lo que le pidieron?.
¿Sabe porque en México esta situación es muy incomoda para la mayoría de ciudadanos? Porque las habilidades que tenemos quizá sean el baile, el canto, la oratoria, pero no LA SEGURIDAD EN SI MISMOS.
Ritmo y expresión en la matro-gimnasia
Esta área del Blog estará destinada a un proceso práctico de mejora de nuestra seguridad en sí mismos, obviamente dirigida a los pequeños de entre 6 meses y 6 años de la institución en la que trabajo. Esto que comparto tiene además la intensión de mantener el foco en la razón específica de mi tarea: La educación. Si tienes alguna opinión te la agradeceré, procurando en todo tiempo sustentar lo presentado y promoviendo la comunicación en todos sentidos. ¡Benditos tiempos estos de la tecnología y gracias por tu participación!

Soy Sergio y orgullosamente Licenciado en Educación Física, y aporto mi esfuerzo en una institución de educación inicial y pre-escolar para construir ciudadanos mejores para nuestro querido México.