martes, 26 de febrero de 2013

Se promulgó la "Reforma Educativa"

25 de febrero de 2013.

¿Realmente que se pretende con ésta Reforma?
Hice un espacio en la publicación de éste blog, esperé prudentemente a que el debate entre quienes propusieron una "Reforma" y quienes no la aceptaron terminara, y hoy termina este asunto con la promulgación de la "Reforma Educativa" del Presidente Enrique Peña Nieto.
Iniciaré transcribiendo el artículo publicado en el sitio de la Presidencia, puede pulsar el vínculo:
En México se requiere voluntad para cambiar la educación
Subrayó que la Reforma Educativa tiene tres grandes ejes de acción: primero, “lograr que nuestros alumnos sean educados por los mejores maestros; nuestros niños y jóvenes merecen profesores capacitados, responsables y cumplidos, y con ese fin se habrá de crear el Servicio Profesional Docente”. 
La Reforma contiene reglas claras para que el mérito profesional sea la única forma de ingresar, permanecer y ascender como maestro, director o supervisor; éste es un cambio de fondo para quienes forman parte del servicio educativo, su trayectoria no estará sujeta a criterios discrecionales, lo que les dará certidumbre y garantía.
¿Que se cambiará de la educación?
El segundo eje de la Reforma es hacer de la evaluación un mecanismo eficiente para mejorar la calidad de la enseñanza. Para ello, la Reforma eleva a rango constitucional al Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE), y le otorga plena autonomía. Además, ordena la creación de un Sistema Nacional de Evaluación Educativa, que tomará en cuenta las condiciones y desafíos que enfrentan los maestros en su realidad cotidiana.
El tercer eje de la Reforma Educativa es mejorar las condiciones para la formación integral de todos los alumnos del país. Con este fin, la Reforma fortalece la autonomía de gestión de las escuelas. Además de estos avances, añadió el Primer Mandatario, “la Reforma prevé aumentar sustantivamente el número de escuelas de tiempo completo para brindar más oportunidades educativas, culturales y de equilibrado desarrollo integral para todos los estudiantes del país”.
Y bien, mi punto de vista en tres tiempos:
  1. Un "maestro" llamado así en éstas declaraciones, "profesor" de acuerdo con los nombramientos que la Secretaría ofrece, o Licenciados en Educación formados en centros escolares nominados "Escuelas Superiores de Educación" desde 1977, estudiamos esta carrera por estricto llamado vocacional, en 30 años de Profesional, son muy pocos los casos en los que me he encontrado a alguien que considere se equivoco en su elección vocacional. Los contenidos curriculares que estudiamos regularmente copiados o impuestos desde aquellos países que orientan nuestro desarrollo los aprobamos y por ello recibimos título y cédula profesional. Al entrar al servicio docente, cada año somos "actualizados", mediante cursos que la autoridad educativa diseña, en estos cursos durante los distintos rumbos que ha tomado la educación "sexenalmente", debemos aprobar evaluaciones y cumplir requisitos burocráticos que han hecho verdaderamente "pesada" la tarea burocrática que se nos asigna, sin que esto afecte positivamente nuestra intervención docente. Recién hace 13 años se dio uno de estos giros pedagógicos, entrando en la controvertida "Educación por competencias"  dictada a partir de los esfuerzos europeos por alcanzar el liderazgo mundial, y que en éste mismo blog yo he estado analizando y compartiendo, este análisis compartido con mis compañeros del sector 09 de educación preescolar, nos permitió encontrar serias deficiencias en la educación y que nada tienen que ver con el desempeño docente. Al igual que todos quienes salen de una Escuela Superior de Educación, jóvenes y viejos nos pusimos al día en el asunto teórico de la educación en el mundo, debatimos ampliamente sobre las tremendas deficiencias que tiene el modelo "por competencias", y ya que no es una propuesta pedagógica  sino un cometido colonizante para formar mano de obra "conforme", propósito que nos pondría en desventaja en ésta "competencia" por tener más y ser "mejor", expreso que QUIEN DESEE VERDADERAMENTE HABLAR DE EDUCACIÓN CON LOS EDUCADORES, DEBERÁ PREPARARSE, PUES LOS ESFUERZOS DE LOS ÚLTIMOS 12 AÑOS Y LOS ACTUALES NADA TIENEN QUE VER CON EDUCACIÓN, PEDAGOGÍA, DIDÁCTICA E INVERSIÓN EDUCATIVA, Y `PODEMOS SOBRE ELLO DEBATIR.
  2. Las evaluaciones son necesarias, indispensables en todo proceso de superación. Por tanto deberá instalarse una verdadera evaluación AL PROCESO, quiero decir con esto, que si es verdadera la intención de superar los niveles educativos de los mexicanos, debemos evaluar todas y cada una de la partes del sistema educativo. Y quiero decir con ésto, que desde este momento considero que los EDUCADORES FRENTE A GRUPO aprobaremos la evaluación, si el propósito es serio, pues lo que sabemos y lo que con iniciativa, inventiva, creatividad e ingenio generamos es SOBRADAMENTE EFICIENTE ANTE LAS PENOSAS CONDICIONES EN LAS QUE SE ENCUENTRAN NUESTRAS AULAS Y ESCUELAS. Nuestras capacidades y conocimientos han hecho que los resultados educativos alcancen logros más allá de lo que se puede alcanzar con sólo paredes, pizarrón y un patio polvoriento. Si la evaluación tiene la intención de ubicar cuales son los asuntos que deban superarse en la educación, puedo entonces compartirles que las escuelas, maestros y alumnos necesitamos recursos pedagógicos modernos, aulas interactivas, gimnasios, salas para la formación de las artes, albercas y mobiliario didáctico como el de ese mundo con el que se nos compara, y al que sería bueno entrar.
  3. Finalmente, entiendo que sea necesario cambiar las circunstancias político-administrativas de la Educación, que el poder que el Presidente Carlos Salinas de Gortari dio a la líder del Sindicato sea modificado, pero lo que no acepto es que en aras de su cometido seamos lastimados y denigrados aquellos que frente a los niños nos desempeñamos todos los días. Soy orgulloso Licenciado de Educación Física y me desempeño profesionalmente, conozco sobre educación y tengo pasión por lo que hago, a nombre de los miles de compañeros que todos los días se desempeñan frente a sus hijos, les exijo respeto y apoyo a la tarea educativa que debe ser de todos, les exijo congruencia y les exijo inversión verdadera en cada una de las escuelas de nuestro país.