¿Somos obesos? (PATCM 2011-2012)

03 de junio de 2012
¡Entre el discurso y la practica!
Estoy escribiendo en mi blog algunas de las conclusiones que sobre lo trabajado en el ciclo 2011-2012 me parecen importantes compartir. Cuando apareció una notificación sobre comentarios hechos por una amiga mía muy querida en relación a la política. Con ella descubrí (nuevamente) la diferencia entre la educación para la defensa de "verdades creadas" y la objetiva visión de los problemas que nos atañen. Aceptarlo, comprenderlo y modificarlo es lo complejo. Y digo esto porque revisando los datos que sobre obesidad tenemos en el CENDI, tuvimos un pequeño incremento, pero sobre todo me preocupa que a final del ciclo escolar algunos integrantes de la comunidad los noté molestos por la propuesta.
Por ello es la anotación y mi amiga me da pie al comentario y a señalar la conducta. En la entrada anterior (abajo), comentaba que nuestra realidad a cambiado, y que la educación a tenido que cambiar por ello, pero que sin embargo hay actitudes que se están arraigando en la formación de los niños y es esta misma que noto en el debate político, ¡no estamos en la búsqueda de argumentos válidos para una propuesta! solo estamos preparados para el debate de un punto de vista que en ocasiones ni siquiera tiene que ver con lo tratado, y así es el asunto de prevenir la obesidad, ante lo sólido del problema y lo necesario de una solución, percibo resistencias basadas en el derecho que tenemos todos de tener un punto de vista y de defenderlo, aunque en la lógica simple no lo sea. ¿Quien quiere perder la salud por la obesidad? ¿y quien quiere ver perder la salud a un hijo por este mal? creo que nadie, aún sin embargo escucho algunas "defensas" que creo que debo atender para tratar de cumplir con mi propósito vocacional, ¡Educar!.
No pretendo cambiar los "gustos" de nadie, porque al fin de cuentas su éxito en el mercado se ha basado en "atender" el gusto de las personas. ¡No! mi trabajo educativo va en la intención de argumentar sólidamente, ¿que conviene más para nuestra salud y la de nuestros hijos? sin promover incomodidades por ello, considero que nos conviene una vida saludable en la alimentación y en nuestra actividad física.
Soy Licenciado en Educación Física y entiendo que mi trabajo en estos tiempos debe ir acompañado del razonamiento, el análisis y la comprensión de lo que nos es mejor a nosotros y a nuestros hijos.





06 de mayo de 2012
Todo esta en los hábitos.


El problema de la La obesidad en México resulta de una perdida del estilo natural de vida del ser humano, ¿ahora, para que corremos si los depredadores del ser humano están ya extintos, y los pocos que quedan están en jaulas? verdaderamente desde la óptica de la funcionalidad del organismo humano, la mayoría de acciones que realizábamos para sobrevivir, subsistir y vivir han sido todas modificadas. Nuestro cuerpo se está adaptando a su nueva realidad, pantallas y controles.
Esto aunado a que las reacciones fisiológicas del ser humano que le provocan el llamado "stress", y que eran liberadas con acciones de supervivencia, como correr, saltar, salvar la vida, han sido eliminadas, pues el cuerpo se queda con las substancias de los alimentos modernos y con las secreciones hormonales no liberadas en la actividad física.
El reto de la educación consiste en ofrecer actividades y argumentos convincentes del porque hacer actividad física que combata las características dañinas de la vida moderna. Los profesores de educación física que atendemos niños en los patios somos parte de la solución, y si lo deseamos, podemos ser agentes de la necesaria adecuación de las actividades del ser humano moderno, de entrada planteo que para poder atender este mal, es necesario reconocer que lo padecemos.
Elaboramos en el CENDI donde trabajo una base de datos que se actualiza constantemente con datos sobre el desempeño y características de los niños, este trabajo nos permite observar como se comporta el problema de la obesidad, y a la vez nos enfoca para atender las causas que lo originan. Tal trabajo nos ha provocado a ir al seno de su desarrollo, la familia. Debemos atender en la familia las causas que originan que un niño tenga obesidad y que por consecuencia sea candidato a las enfermedades que la obesidad origina.
¿Tu, amas lo suficiente a tu hijo, como para modificar algunas cosas en el estilo de vida de tu familia que te "ahorren" las congojas de tener un niño con probabilidades de enfermar por causa de la obesidad que TÚ como padre o madre le estas causando? Si así de grande es tu amor, toma a tu niño y sal con el de casa para tener una buena actividad física y con tu ánimo él disfrutará  la actividad.
Soy orgulloso Licenciado de Educación Física y trabajo en la formación de los ciudadanos sanos del futuro.




febrero 8 de 2012
¡NO ME GUSTA! La frase infranqueable del niño moderno.


Que difícil es platicar con quienes se obstinan en "eso me gusta", y en "es que eso no me gusta". Definitivamente tales respuestas no son de personas que utilicen su capacidad de análisis.
Espero autorización. Google imágenes.
Lo menciono porque después de 7 horas de consejo técnico, en el que nos dieron una buena platica sobre higiene bucal y técnica de lavado de manos, escuche esta expresión. "no me gusta ir al dentista", vaya que hay trabajo en la educación.
Tales respuestas son la gran barrera del hombre y mujer moderna para todos los temas: si se trata de leer, la respuesta es "eso no me gusta", si se trata de cuidar la salud "es que eso no me gusta", si se trata de alimentarse adecuadamente la respuesta es "eso no me gusta". Definitivamente los medios de comunicación nos han programado mentalmente para "eso me gusta" y por consecuencia todo lo demás "eso no me gusta".
 Habilidades físicas.
Los niveles de obesidad en México han alcanzado niveles escandalosos, de eso los medios masivos de comunicación ya dieron cuenta, pero hasta hoy, son escasas las reacciones de como corregir el rumbo. La alternativa es simple, debemos dejar de alimentarnos mal, y eso implica comer "eso que no me gusta" y dejar de consumir "eso que si me gusta".
En un trabajo de investigación serio, encontré datos que corroboran lo aqui escrito, pero no encuentro publicaciones que se conviertan en políticas públicas que ayuden a corregir este mal. ¿Que podemos hacer? ¡educarnos para el razonamiento lógico desde las primeras etapas de la vida! para poder razonar adecuadamente y no permitir la instalación del "eso no me gusta".








diciembre 07 de 2011


Desarrollar la base de datos y las evaluaciones me han mostrado varios asuntos complicados, el primero que observé es la elección de las evaluaciones, atendiendo al documento "Manual de Medición en la Educación Física SEP", con la intención de darle validez a las muestras me ponen en la necesidad de la adaptación de las pruebas a la edad de los chiquitos, ya que también abarco la educación inicial, la otra variante es la detección de los problemas típicos de la edad, pero hay otros aspectos que nos llevan a la posibilidad de generar un trabajo psicológico que vaya dandole forma a un perfil de desarrollo psicológico y que se refleja en la seguridad de los niños para aceptar las propuestas de actividades físicas.
Ejemplo de ello es el ritmo, en el desarrollo de la matro-gimnasia hemos encontrado las pequeñas resistencias que hay que ir atendiendo. Al evaluar el ritmo descubrimos que las resistencias nacen de la percepción que tiene el niño de lo que los adultos aceptan o no, identificado como un sentimiento de "pena", trabajando con la Lic. en Psicología percibimos esta conducta como una variante a evaluar, misma que se incluirá en la base de datos. Esperamos poder ampliar en un futuro datos de evaluaciones que nos vayan informando sobre el desarrollo del niño desde el contexto de su psique. 




noviembre 4 de 2011


Tradiciones deformadas.


No se si añoro las costumbres de nuestro México, y no lo sé porque descubro que no vi y no sentí la transformación de nuestra celebración de los muertos. Hoy, en el CENDI un político entró a la instalación para procurarse promoción en relación a una obra realizada en la institución. La incursión nos desorientó a todos quienes nos afanábamos en terminar las ofrendas que presentaríamos media hora después a un jurado integrado por personal del propio CENDI. El desconcierto duró 3 minutos el político armado de un micrófono no logró desconcentrar a las profesoras y personal que procurábamos darle los últimos toques a la ofrenda. El olor del incienso y de la madera de ocote fue la que me envío 40 años atrás y me hizo recordar a mis abuelos, él velando toda la noche en una lucha física contra harina y levadura para tener listos los aromáticos panes a los que el abundaba de sabor naranja que obtenía de la carnosa cascara de selectos frutos por el elegidos. Ella trabajando hasta el sudor moliendo en metate, el chile, el jitomate y las especias requeridos para el más rico mole que yo haya probado, mismo que sería acompañado de camote en dulce, tejocotes dulces, calabazate, guayabas en almíbar, jamoncillo de pepita que era hábilmente amasado para formar peculiares figuritas de gallitos, conejos, patos y calaveritas.
Esta vez al terminar el concurso mi memoria fue devuelta de golpe a la realidad, las ofrendas estuvieron preciosas solo que esta vez de más 10 sólo una tuvo algunos de los manjares arriba descritos, todas la demás estaban llenas de papel plástico que envolvía dulces, ¡si, dulces! modernos dulces y refrescos embotellados que comí también de niño y que sin que nos diéramos cuenta llegaron para desplazar la saludable comida de los viejos tiempos. Hoy los chilitos, los colorantes y los conservadores generan la más grave degeneración de los riñones de los pequeñitos y sin que nos percatemos de ello, en nuestras modernas tradiciones de Halloween les enviamos a colectar dulces "enfermedades" por la calle para disfrutar un instante de fiesta, por cierto ajena a nosotros, y padecer toda una vida de insuficiencia en la salud de nuestros hijos. La obesidad inicia por causa nuestra y es un asunto social, ¿como poder combatirla, sin convertirse en el "enemigo" de los "gustos infantiles".
Soy Licenciado en Educación Física y busco soluciones y aliados para lograrlas.



septiembre de 2011
México, ¡Primer lugar en niños obesos!


Hoy, inicio promoviendo que todos los profesores seamos partícipes en una propuesta para combatir, a lo que se considera la semilla de terrible males físicos y de salud que ya sufren los ciudadanos de nuestro México: LA OBESIDAD.
Soy Licenciado en Educación Física, mi profesión fue diseñada en 1975-1976, la comparo con la Ingeniería Civil, hay empresas constructoras cuyo propietario es un especialista constructor (no ingeniero) de desarrollo de viviendas de interés social que se han especializado en pequeñas casas para la población de escasos recursos, una vivienda con lo elemental, donde el ciudadano se sienta seguro, aunque su orgullo y dignidad no queden tan a salvo. Un ingeniero civil ¡por supuesto que puede construir una o cientos de estas casas! aunque no requieren de grandes esfuerzos de desempeño científico, calculo, materiales especiales o de estudios de mecánica de suelos.
Pero un ingeniero civil esta preparado para hacer grandes túneles a través de impresionantes montañas, enormes puentes que unan distantes paredes de las más difíciles sierras, mega-construcciones que albergarán aeropuertos o puertos marinos.
Hago la comparación porque el estar en educación pre escolar me sentí por un momento así, alejado de los grandes retos constructivos. A un año de trabajo dentro de este segmento educativo descubrí que la desatención a los humanos en su etapa más sensible es causa del crecimiento de semillas terribles para el futuro de ese ser y de su convivencia social, me refiero a la obesidad y a los terribles malos hábitos alimenticios y sedentarios.
Al hablar de una vivienda de interés social, esas indignas viviendas encimadas de 50 m2 percibo que requieren de atención verdadera, pues al no hacerlo se convierten en problemas sociales, porque quienes las construyeron no encontraron razones profundas para que en la planeación se atendieran los aspectos más sensibles de los humanos: la convivencia sana de los niños, esos amados pequeños que sin parques, jardines  y sitios adecuados de esparcimiento se convierten rápidamente en jóvenes problemáticos urgidos de atención y trascendencia.

De la misma forma la educación inicial y la educación pre escolar ha sido desatendida, tan así, que si se hace la revisión histórica de la integración educativa, descubrirá usted que empezó en atender a adultos ya formados, a jóvenes deformados socialmente y a niños ya impactados por los problemas sociales, y no fue sino hasta este siglo XXI que a la educación pre escolar se le reconoció como obligatoria para ser impartida por el Estado, aunque no así la educación inicial, aquella que por necesidad social se imparte sin programas y con improvisación, pero que atiende e impacta positiva o negativamente a bebés de entre 45 días y 3 años. "Árbol que crece torcido ya jamás su tronco endereza" así reza el refrán que habla de las deformaciones de un individuo.

Mi deseo es aportar con estudio y practica educativa, bases más firmes para la construcción de ciudadanos mejores en nuestro México querido.

Soy Sergio y orgullosamente Licenciado en Educación Física, y aporto mi esfuerzo en una institución de educación inicial y pre escolar para construir ciudadanos mejores para nuestro querido México.