Portafolio de evidencias

El avance no depende de tiempos, depende de procesos
La actividad acuática ha sido aceptada por la comunidad del CENDI Nº 2, modificando su acepción tradicional de Recreación.
Por el de medio para el desarrollo de actitudes positivas que coadyuvan a mejorar el aprendizaje, prevenir la obesidad infantil y ofrecernos diversión desde el sentido de la vivencia feliz de la actividad conquistada. Participan en la actividad todos los grupos del CENDI, desde lactantes 1, 2, 3 maternales 1 y 2 y Preescolares 1, 2 y 3.
Esto ha generado una atención a 180 niños de 12 grupos y los padres de todos los niños en forma programada, para mantener una adecuada vigilancia del proceso y además una participación ejemplificante, que no hemos logrado en la matro-gimnasia.
Durante el ciclo 2011-2012 hemos atendido a todos los actores en por lo menos en 16 sesiones que se realizaron durante todo el ciclo
Los resultados de la actividad son muy satisfactorios, aún sin embargo, quisiéramos avanzar más. Las características de la instalación no permiten una actividad mas conquistadora, pero aún así ésta actividad ha aportado mucho como estrategia preventiva de la obesidad infantil, pero especialmente en el desarrollo de niños seguros de sí mismos.
En los bebés el aporte de la actividad acuática ha permitido excelentes modificaciones en las actitudes de temor que los chiquitos padecen. Pero de donde proviene el miedo en niños tan pequeños, bueno pues surge de dos cuestiones que no hemos cuidado, la primera es el cuidado de los pequeños en relación al como afrontar las experiencias de dolor. Cuando un pequeñito se cae y golpea, nuestra reacción es la que que genera el miedo, imagínese usted misma o usted mismo su rostro al ir por el pequeño caído, pues ese rostro es el que afecta al pequeño, el dolor sumado a la expresión de sus padres o de los integrantes de su circulo de afectos lo atemorizan mucho, quizá hasta podría decir que "aterrorizan" al pequeño, nosotros debemos entender que transmitimos nuestros miedos a los pequeños.
Evaluar constantemente los avances y los efectos que tienen las actividades en los pequeños debe ser una tarea de poco espacio, pero es importantísimo que se realice bien.
El trabajo no está en la planeación, está en la revisión de las evaluaciones, pues ellas nos ofrecen que hemos logrado y que nos falta por hacer. Yo me quejo constantemente de la enorme carga de trabajo de papeleo y reportes, pero he encontrado en este blog una forma divertida y muy útil para hacer memorias, mostrar evidencias, pero especialmente al elaborar una de estas entradas al blog, son hechos frescos, vívidos y reportan el suceso básico y sin ediciones que en ocasiones he realizado en reportes queriendo presentar mejor mi trabajo.
El crecimiento de las entradas, el uso de fotos y vídeos van construyendo la experiencia de lo que me será útil en el futuro, pero también me va a señalar lo que no es aconsejable realizar.