martes, 5 de junio de 2012

¡El canto es el mejor parámetro de la felicidad!

Si te dicen ¡canta!, ¿que sientes? ¿ vergüenza? ¿pena? ¿te sientes inseguro? ¿reaccionas con molestia? ¿o reaccionas con indiferencia? ¿consideras "loquito" a quien lo hace?.
Bueno, pues esa simple acción es un buen test que te esta mostrando la seguridad que sientes de ti mismo respecto de los demás. ¿Eso es malo? ¡No! no es malo, pero, la seguridad en ti misma o en ti mismo tiene pequeñas desventajas respecto de los demás. No es grave, pero superarlo puede hacer que mejores muchos aspectos de ti mismo que te ayudarán en la solución de problemas o en la rápida y eficiente generación de iniciativas.
Si tienes que cantar, porque de alguna forma te comprometen a hacerlo, el mayor miedo es a "verte" ridículo, esta idea es la que genera inseguridad, imagínate en youtube con el titulo el peor cantante del mundo y diciendo que hiciste el ridículo, ¿difícil de aceptar verdad?.
La inseguridad y los errores provocados por ello son las que hacen que una persona se vea ridícula,  no es la forma de cantar, sino la expresión que proyecta, y si no me crees ve este video en donde el canto es muy bueno, la expresión es superior, pero lo que representa es asumido con tal aplomo que en verdad causa admiración y buena opinión.
Si tu lo vas comprendiendo, lo que debe motivarte, son dos cosas que te harán mucho bien en el desempeño de  tus expresiones y de transformar tus miedos en bellas experiencias.



  1. Hazlo muchas veces, de tal forma que el disfrute del canto sea lo que se proyecte, y no tu inseguridad.
  2. Disfrútalo, cuando haces algo con felicidad, nunca se ve mal, porque proyecta tu estado de animo y este se contagia.
En México la educación de adultos transmite inseguridades a los niños, haciendo de cosas simples y divertidas, cosas "ridículas" e innecesarias. 
Que ve usted del niño, ¿su dicción pésima del inglés, sus caras "ridículas ante la cámara"?. Yo veo un niño sorprendente, expresando con mucha soltura y seguridad, que le proviene del dominio que tiene del ritmo, de su ejecución y de lo bien que se oye para su edad.
Yo le comparto que los mexicanos, especialmente los mexicanos que vivimos del lado sur del país, tenemos que trabajar con mucha intención en mejorar nuestras habilidades exponerlas con mayor frecuencia porque esto va a mejorar nuestra seguridad. Trabajando en ello padres con hijos, desinhibiendo la proyección del niño, respaldando sus expresiones positivas lograremos  proyectar de él, seguridad, felicidad, e iniciativa, ingredientes necesarios en su desempeño como adulto.
¡Suerte! soy Licenciado en Educación Física y estoy trabajando en mejorar la seguridad de nuestros niños, pero debo pedirte apoyo para que la seguridad que van proyectando nuestros niños no choque con la realidad de unos adultos que "ridiculizan" lo que ellos hacen.